Taille

Nuestro estatuto

 

Una reforma resultante de la reactivación

La universalización exacerbó la competencia entre los armadores, obligando así los puertos a adaptarse al gigantismo y a reformar a su organización.

El plan de reactivación de los principales puertos franceses, lanzado hace 10 años, pues se ha terminado por el Gobierno a raíz de la ley del 4 de julio, al decreto de aplicación del 9 de octubre y al acuerdo marco del 30 de octubre de 2008 iniciado por el ministro BUSSEREAU.

Producida en apoyo a la reactivación portuaria, la reforma de los puertos franceses definida por la ley del 4 de julio de 2008 se produjo, con desafío de ayudar a los puertos a recuperar su competitividad y su productividad sobre la escena Europea. Después de esta reforma, los puertos autónomos franceses se convirtieron en grandes puertos marítimos.

Especificidades para el en ultramar

Debido a la disparidad de los estatutos de los puertos marítimos de los departamentos de ultramar que dependían del Estado, esta reforma sólo se refirió inicialmente, los únicos puertos de Francia continental.

Sin embargo, habida cuenta de las especificidades del ultramar y del papel estratégico que desempeñan los lugares portuarios en tal contexto, se prestó una atención especial a su evolución. En efecto, el Gobierno, consciente del inmenso activo que representan los territorios ultramarinos deseó que se lance allí una reflexión propia. Por lo tanto, se lanzó una Misión interministerial con el fín de definir las evoluciones que podrían aportarse a la organización de los puertos de ultramar para que se afirmen como plataformas logísticas a escala regional .
 

Guadeloupe Port Caraïbes, protagonista principal en una economía isleña

La economía guadalupeña se caracteriza por su carácter insular y es muy dependiente de sus importaciones. un 95% de las importaciones y exportaciones de Guadalupe pasan por las instalaciones portuarias de Guadeloupe Port Caraïbes. Tiene pues un papel determinante que jugar para satisfacer las empresas y a los consumidores guadalupeños.
Por su competitividad y su capacidad para crear empleos, favorece el desarrollo de actividades exportadoras. Por sus proyectos estructuradores cuyo Proyecto de Extensión del Puerto de Jarry, Guadeloupe Port Caraïbes tiene la voluntad de preservar servicios marítimos directos y eficaces y de desarrollar, en particular, empleos a través de actividades portuarias y logísticas. Insertándose desde este punto de vista, la reforma de los puertos de ultramar permitirá impulsar el desarrollo de la economía local.


Guadeloupe Port Caraïbes, un establecimiento público del Estado

Sobre el modelo del plan de reactivación de los puertos franceses, Guadeloupe Port Caraïbes esperaba de la reforma puertos de ultramar de las respuestas a la problemática compartida con sus homólogos de Francia continental.
Después de haber sido objeto de un examen en primera lectura a la Asamblea nacional del 15 de diciembre de 2012, el Proyecto de ley, elaborado por la Comisión Mixta Paritaria, se adoptó el jueves 26 de enero de 2012. El martes 7 de febrero de 2012, la Asamblea Nacional dio el visto bueno al texto del CMP. Por fin, la l ley n°2012-260 del 22 de febrero de 2012 llevando reforma de los puertos de ultramar que dependen del Estado y distintas disposiciones de adaptación de la legislación al derecho de la Unión Europea en el dominio de los transportes, definitivamente se ha votado con el fin de tener en cuenta las especificidades en ultramar.


El decreto n°2012-1103 del 1ero de octubre de 2012 que instituye el gran puerto marítimo de Guadalupe fija con fecha del 1 de enero de 2013 el como entrada en vigor del nuevo régimen. El Puerto Autónomo de Guadalupe se convierte en pues “gran puerto marítimo” (GPM) de Guadalupe, bajo la nueva denominación “Guadeloupe Port Caraïbes
Establecimiento público portuario del Estado a personalidad moral propia, Guadeloupe Port Caraïbes está dotado con la personalidad civil, con la autonomía financiera, colocado bajo la tutela del Ministro encargado de los puertos marítimos (Art.2 del decreto n°2012-1103), y se somete al control económico y financiero del Estado. Está administrado por un Consejo de Supervision, un Comité Ejecutivo y estado dotado con un Consejo de Desarrollo. Su sede permanece fijada en Pointe-à-Pitre.